Día 13: ¡Que conste, no soy supersticiosa!

No importa que sea 13:

CONTINUARÉ CON LAS AVENTURAS Y DESVENTURAS DE «UNA MUJER NUEVA» VIVIENDO EN SOCIALISMO.
Original de Maria Ines Arrabal – Todos los derechos reservados – No puede ser copiado sin permiso de la autora – Cualquier coincidencia es simplemente una realidad.

CAPITULO 1 Y 1/4
…Hasta que fueron las 3.45 a.m y sonó el despertador, indicándome que era la hora de levantarme para irme a trabajar, asi que…..Por supuesto, me levanté, aunque con más sueño y cansancio del que tenía al levantarme, despues de la mala noche de tres apagones y un gran escándalo de fiesta de vecinos «algo ebrios» (uf, que decente manera de expresarlo), pero el deber obliga y aunque soy mi propia jefe, sé que si no soy exigente conmigo misma voy derecho por la pendiente del fracaso. En fin, olvidemos los detalles y sigamos la historia. Pasé directamente al baño, casi que medio sonámbula y fuí directo al lavado de dientes… ¡Oh maravilla de las maravillas!…Cuando abrí la pila del lavamanos…¡No había agua!… Algo sumamente extraño en este socialismo del siglo XXI (jajajajajaja, yo misma me reí del chiste). Debo aclarar que puede darse el caso, de que tengamos luz y no tengamos agua, y viceversa, pero lo peor es cuando no tenemos ninguna de las dos cosas, porque teniendo el poco de agua en el tanque, no podemos bombearlo por falta de energía elétrica. En fin, es cuestión de irse acostumbrando a vivir así, como viven «los que tienen Patria», pero no las oportunidades de disfrutarla. En fin, haciendo de tripas corazón, bajé al patio a encender la bomba para bombear(of course, ¿qué otra cosa puede hacer una bomba de agua, sino bombear agua?…Porque no pretenderás que te cante una canción o te baile un joropo, la bomba, quiero decir. O que simplemente explote de indignación…Sigo hablando de la bomba, porque yo ya había explotado a esas horas) un poco de agua para bañarme y hacer otras cosas (que no puedo decir, pero que todos sabemos que se hacen a esa hora, claro, no queda bien explicar tanto). Mientras bombeaba el precioso líquido, logré abrir los ojos para poner la cafetera eléctrica y prepararme el café del desayuno. Bieeeeennn, tenía café de buena marca, gracias a «mis compras nerviosas» cuando veo el café en el mercado, volví a subir a bañarme, y etc, etc, y volvi a bajar para tomar mi café (de buena marca, recuerden, no esas bazofias de Mercal. Para los que no saben de que hablo, Mercal es el nombre de los «abastos» que ha abierto el gobierno para poder humillar a su entera satisfacción a los ciudadanos que no tienen otro remedio que hacer su cola para comprar algun producto, que de paso en esos negocios se lo venden en «combo», o lo que es lo mismo, «si quieres comprar un kilo de arroz debes comprar también una lata de sardinas, una bolsa de avena y una botella de cloro»), y preparar las cosas que debo llevar al negocio, darle la comida a la gata Sasha (una tierna gatita siamesa muy cariñosa , que solo le gusta comer Cat Chow, y que tiene complejo de perro, pues nos sigue a todas partes),apagar la bomba (hay que dejar algo de agua en el tanque como reserva porque uno nunca sabe cuando volverá a venir el agua) y luego subir a vestirme para irme. Hasta aqui todo iba muy bien, sin problemas dignos de mencionar. Terminé a tiempo, como siempre y exactamente a las 4.45 a.m, como todos los días salí de mi casa a pie, en dirección a mi trabajo que está aproximadamente a unas cuatro largas cuadras.Ah! olvidaba mencionar que el poste de la esquina de mi casa, y esa parte de la avenida de la urbanización tienen el alumbrado público apagado desde uuuuuuuuuuuuuu hace muchisimos meses, lo que convierte esa parte en una verdadera boca de lobo, aparte de la soledad inmensa de esa hora, (hemos hecho reclamos a la empresa de electricidad pero lamentablemente no hay dinero para comprar y cambiar bombillos). Pero yo, como buena cristiana (a pesar de ser «Mujer nueva que vive en socialismo») siempre encomiendo mis pasos a Jesucristo, que es el que me lleva y me trae. En fin, salí de casa, agarré mi carrito lleno de peroles (es un carrito de esos de dos rueditas, que se usan para llevar la compra del mercado, y que increiblemente hoy estan costando más de lo que costaba un Renault Dauphine en 1965, pero yo, mujer previsora, lo compré cuando todavía era barato y costaba lo que de verdad costaba como un carrito de mercado,jejejeje), cerré las puertas de mi casa y salí rumbo a mi trabajo. Orando en silencio, como siempre, mientras miro al cielo y me deleito viendo la luna llena (cuando la hay, y si no pues la menguante, la creciente, lo que haya, pues, y si la contaminación atmosférica permite ver el cielo), y si me queda tiempo antes de llegar, pensando algunas tonterias para animarme. Llegué a la puerta del local de mi negocio, a las 4.55 a.m, saqué las llaves de mi bolsillo, metí la primera llave en el primer candado (son siete candados, jejejeje, como en los cuentos, bajo siete llaves) y…¡albricias!…(lo de albricias me parece que suena simpático, aunque no es una palabra muy usada por aqui)…justo en ese momento…¡lo increíble!…
ME PERDONAN LA REPETICIÓN, PERO COMO DICEN EN LAS SERIES TELEVISIVAS DEL IMPERIO…TO BE CONTINUED…
Debo aclarar que estas aventuras fueron escritas en el año 2012, por lo cual, las condiciones de vida para escribir estas «aventuras» han variado considerablemente hoy día. Por ejemplo, ya no tengo «el buen café de marca», solamente lo que se pueda conseguir, o el trueque que pueda hacer con alguna amiga: «Te cambio medio kilo de café por unos papeles sanitarios». Tampoco puedes gozar de tu pasta dental favorita, debes conformarte con «la que hay» y eso si logras conseguirla…Pero ya estas cosas se las contaré más adelante…no se desesperen…que aún falta lo bueno…

Un comentario en “Día 13: ¡Que conste, no soy supersticiosa!

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s