Dia 10: Las cosas no eran tan fáciles como parecían…

Así mismito era…Las cosas no iban a ser tan fáciles como yo pensaba, inocentemente. Esa tarde llegué a mi casa esperanzada y para relajarme un poco y quitarme de encima el agobio, decidí que bien podría darme un buen baño y luego pasar el resto de la tarde sentada en mi computadora, escribiendo poesía, que es lo que me gusta, o haciendo diseños, que también me agrada hacer. Tranquilamente me fuí a mi habitación, me quité la ropa que traía totalmente sudada, y poniendome una bata, bajé al piso inferior a darme un buen baño. No porque en mi habitación no hubiera sala de baño, sino porque el agua es tan poca, que no llega con fuerza al baño de arriba y entonces las cuatro gotas que salen están demasiado heladas (porque el calentador sin presión de agua no funciona), y yo, para serles sinceras, con el agua fría me pongo de muy mal humor y se me revuelven los apellidos y se me despiertan los instintos asesinos que todos llevamos adentro. Entonces me fuí a bañar al baño del piso de abajo. Me quité mi bata, me anudé el cabello bajo el gorro de ducha (hay que ahorrar agua, así que para lavarme la cabeza debo ir a la peluqueria)y abrí la regadera, triunfante y deseosa de refrescar mi sudoroso cuerpo, pero… como bien ha dicho siempre mi querido medio naranjo»una cosa piensa el burro y otra el que le pone la enjalma», cuando dí vuelta a la llave, solamente me respondió el silencio de los inocentes (valga la expresión), pues inocentemente pensé en darme un baño, olvidando que a veces el agua del tanque se acaba sin previo aviso y debo poner la bomba que chupe agua del tanque que tengo en el patio y la envíe al tanque del techo para que despues esa agua baje por gravedad a las tuberías de la casa. Por lo tanto, cerré la llave de la ducha, me puse mi bata de nuevo y pasé a través de la cocina, al lavandero, donde está la mencionada bomba, para encenderla y comenzar a bombear el precioso líquido. Así lo hice, mientras esperaba unos diez minutos a que subiera el agua suficiente para bañarme,  me senté a elucubrar y a pensar como era la vida antes en nuestro país. Cuando no se hablaba de revolución, cuando no estábamos divididos en escuálidos(los contrarios al gobierno) y patriotas(los adeptos al gobierno y a la robolución, perdón quise decir revolución), cuando eramos felices y no lo sabíamos, cuando ibamos al supermercado y comprábamos de todo lo que se nos ocurriera, disfrutando de la variedad de marcas y productos que se encontraban en los estantes. Cuando los tomates costaban 10 bolivares el kilo y la carne más cara era el lomito en 80 bolivares, y si querias podías comprar cuantos lomitos te diera la gana, cuando había leche de todas las marcas y además entera, semidescremada, deslactosada, evaporada o condensada, de almendras o de soya, café molido o en granos, instantáneo y hasta descafeinado de muchas marcas. Cuando existía el champú y las toallas sanitarias, en todas sus variedades, la pasta dental y el enjuage bucal. Cuando las mandarinas costaban 20 bs. el kilo, y podías disfrutar en Navidad de frutas exóticas como las cerezas, en 300 bs. el kilo. Cuando comprarte ropa o zapatos era más que una necesidad, una diversión de los fines de semana, y hasta podías pensar en ir a un buen restaurante. Cuando existían los tintes para el cabello y los cosméticos de todas las marcas y precios. Ahora todo ha cambiado, ahora somos un pueblo dividido, mirándonos con recelo los unos a los otros, con miedo a hablar  (por si me escucha aquel que está allá), los anaqueles de los supermercados están vacíos, mientras las colas en la puerta de los negocios, son interminables, para comprar dos kilos de harina por persona, o un paquete de pañales, si hoy es el terminal de tu número de cédula, compras…si no es, olvídate, no puedes comprar. Ir de compras a un centro comercial de lujo a comprar ropa o zapatos, ya no es por diversión, ni siquiera por necesidad, es simplemente para pasar el rato viendo los escaparates y asombrándote de los precios y repitiendo: ¡Que horror!…Y comprarte el último CD del cantante de moda…¡ni lo sueñes!…te cuesta lo mismo que unos buenos zapatos hace algunos años, o sea…¡un realero!. En la frutería, el tomate lo puedes comprar (digo si puedes) a 250 el kilo o más, y las mandarinas pasan de 500 bs.el kilo. ¡Ah!Una manzana te cuesta 1.200 bs., (Se salvó Blanca Nieves).Y una botella de aceite de oliva de 750 ml, si la quieres la tienes que pagar hasta en 15.000 bs. Bueno, distraída en esas meditaciones tan edificantes, se me pasaron los diez minutos, así que antes que fuera más tarde, procedí a apagar la bomba y  regresar al baño para ver si al fin lograba darme el anhelado baño…¡Oh tonta de mi!…¡Soñando con imposibles!…Tenía suficiente agua…¡al fín!…abrí la regadera y dejé caer el codiciado líquido , que debido a la presión, hacía que el calentador de agua funcionara debidamente y la misma  saliera deliciosamente tibia…Me mojé el cuerpo totalmente y seguidamente cerré la llave de la regadera para economizar el bendito líquido. Me enjaboné a conciencia (con la regadera cerrada, claro, que aunque el jabón no hace tanta espuma igual enjabona), refrescándome, dándome un gusto, disfrutándolo…y fué entonces cuando ocurrió…justo en ese momento…sin previo aviso…cuando acababa  de dejar que el precioso líquido cayerá sobre mi cuerpo para quitarme el jabón de encima, ¡se apagó la luz del baño!…se fué la energía eléctrica,¡la luz se fué!, el calentador dejo de calentar y el agua salió completamente helada, obligándome a cerrar la llave y quedarme tiritando, llena de jabón de pies a cabeza (y hasta en los ojos, que fué lo peor), en mi mente saliendo los signos que indican malas palabras en las comiquitas (&%$º&¿¡)…y pensando…¿ahora qué hago?…

Un comentario en “Dia 10: Las cosas no eran tan fáciles como parecían…

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s