Día 9: No me queda de otra…

Pues sí, a estas alturas, ya no me queda de otra, sino aceptar todo lo que los del Municipio me digan. Por si no lo recuerdan, yo tenía el virus de la chigunkuya en esos momentos y los dolores de las extremidades eran bastante fuertes, pero aún así debía continuar con estos trámites que debía hacer «urgentes». Y resalto así con comillas la palabra urgentes, porque en verdad así lo eran, pero nadie parecía darse cuenta ni importarle un pepino. Así pues a las dos de la tarde, con el ánimo por los suelos, y los pies también, pues los arrastraba del dolor, reinicié la aventura del día. Me saltaré los detalles, porque creo que ya son harto conocidos por todos mis lectores, la misma rutina cansona de cada vez que voy a hacer alguna diligencia o trámite. Por supuesto unas veces con más ánimo que otras, pero siempre la misma rutina tediosa . Llegué a la oficina donde debían atenderme, un poco antes de las dos de la tarde, siempre siendo recibida por una lima de uñas en las manos de la eficiente señorita, aunque para mi desilusión, esta vez la lima de uñas reposaba sobre el escritorio, completamente inerte  y abandonada, y en su lugar, en las manos de la señorita de camisa roja y pantalones jeans tan ajustados que le impedían respirar, en sus manos, repito, había ¡oh delicia!, un yogurt de fresa. Dicho yogurt era paladeado con sensual gracia y deleite por la famosa señorita de ajustados pantalones, que a la verdad no tengo ni la más mínima idea como podía tragarlo sin que le saltaran los botones de la camisa, que aunque era tipo chemise, tenía cuatro botones en el cuello y escote, de los cuales solamente uno al final permanecía abrochado, los otros tres estaban abiertos dejando ver su esplendorosa pechuga (?). Por lo tanto, entré al fin a la oficina, y digo al fin, porque cuando abrí la puerta de vidrio que tenía un cartel que decía «empuje», justo en ese momento un hombre empujó la puerta desde adentro, a pesar de que adentro hay un cartel que dice «hale», y me empujó a mi literalmente, con todo y puerta, saliendo él primero, sin la menor cortesía de su parte de «que las damas primero». Bah! pequeños y nimios detalles, que no iban a arrugar mi ceño ni a arruinar mi mente positiva. Repetí mis «Buenas tardes» de siempre, que no encontraron eco en ninguna parte, y seguidamente pregunté por el ingeniero Fulano, el cual para mi sorpresa, acababa de llegar y me atendería en un momento. La alegría en el corazón me invadía y me dispuse a esperarlo. Mi espera resulto fructífera, pues al cabo de solamente unos quince minutos, aparecio el ansiado ingeniero Fulano, quién como dije anteriormente, era una persona bajita, medio calva, pero muy amable, quien muy prestamente me saludó (oh maravilla) y revisando los papeles que traía yo en la carpeta marrón tamaño oficio, con gancho, me aseguró que estaban bien (Gloria a Dios!) y que serían revisados y yo podría pasar a saber el resultado, en tres días hábiles. Los cuales, tomando en cuenta que estábamos  a jueves, serían el lunes, y así tal le pregunté, sin embargo el ingeniero Fulano me aseguró»que mejor véngase el martes». Por supuesto, me despedí cortesmente, dí un último vistazo a la chica del yogurt, quien seguía saboreándolo a conciencia y salí de allí con mejor ánimo. Con la firme creencia de que pronto resolvería este problema y yo podría continuar con el trámite de las solvencias…¡Ay! pobre incauta e inocente yo. Las cosas no eran tan fáciles como parecían…

Un comentario en “Día 9: No me queda de otra…

  1. ¡¡¡Bueeeenoooo, alabo tu paciencia y me río de tu optimismo!!! CREO QUE TE QUEDA PARA RATO EL RESOLVER TUS URGENCIAS, QUE POR LO VISTO, PARA EL «EFICIENTE» PERSONAL DE ESA OFICINA OFICIAL, NO ES TAN PRIORITARIO.
    ¡¡PACIENCIA!!

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s